jueves, 10 de septiembre de 2015

Lección número uno: mentir un poquito | MENTIRAS EL MUSICAL

Una dosis de “Mentiras cantadas” es una de las mejores opciones para pasar un buen rato y disfrutar de una historia muy divertida, contada a través de las canciones, que a pesar de pertenecer a una lista de reproducción de la época ochentera, son canciones que nunca pasaran de moda. Y en este musical las reviven de una manera única.

El montaje y la producción logra cosas fantásticas para desarrollar la obra, ambientar al público y volverlo parte de la historia. Un escenario puede volverse distintos lugares de un momento a otro. La creatividad e ingenio con el que manejan cada elemento es una de las cosas que te envuelven mágicamente en cada situación.

Hay músicos tocando en vivo, recreando cada canción con un toque diferente, sin duda algo que le da un extra a esta experiencia teatral.

Otro punto que respalda el éxito de este musical, sin duda son los actores que conforman el talento de esta producción. Hay más de un elenco donde se combinan las distintas personalidades, alternando funciones e incluso papeles, lo cual además de permitir darle distintos matices a la historia, siempre hay oportunidad de encontrar algo nuevo y es seguro disfrutar de un buen trabajo con cada elenco, quienes se encargan de hacer funcionar cada elemento de este musical y de hacerlo brillar, además de ofrecer interpretaciones increíbles, diferentes y con una esencia única que refleja y transmite energía, pero sobre todo que te hará amar cada personaje.



Lleva 7 años en cartelera, y el éxito comercial que ha tenido es prueba de la calidad y diversión garantizada que ofrece éste musical.

Si no la han visto, los invito a disfrutar de éste clásico y pasar un muy buen rato.
La experiencia que pasarán, seguramente los hará volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario